¿Cómo se celebra la navidad en Noruega?

Las Navidades noruegas están repletas de tradiciones y agradables ceremonias, algunas de ellas reminiscencias de antiguas supersticiones. Pasamos varios días consecutivos en estrecha convivencia con familiares y amigos de todas las generaciones, y nos tomamos el tiempo necesario para mostramos cariño e interés.

En la tradición antigua la Navidad era parte de la fiesta pagana del solsticio de invierno, una celebración de la luz que marcaba el paso de la oscuridad del invierno a la naciente primavera y el verano. La Navidad era la celebración de la cosecha, de la fecundidad, de la fuerza vital.

La tradición del árbol de Navidad no llegó a Noruega hasta principios del siglo 19, de Alemania. Hoy día el árbol ocupa un lugar central en la celebración navideña noruega. El árbol hogareño se decora cada año con algunos adornos comprados y con adornos hechos en casa y no se puede iluminar hasta la Nochebuena. Ese día la fiesta empieza a las 5 de la tarde con campanadas en todas las iglesias del país, repletas de noruegos de todas las edades.

Al sonido de las campanas salen todos afuera y saludan a sus vecinos. En los cálidos hogares adornados para la fiesta espera el banquete navideño. Casi todos los menús se inician con un plato de gachas de arroz, con una almendra escondida para el más afortunado comensal.

Para los noruegos es impensable una Navidad sin pastitas, como mínimo 7 variedades distintas. Toda Noruega es como un cuento navideño, y a título de saludo especial se talan y envían desde los bosques de Oslo hermosos árboles a algunas ciudades del mundo para decorarlas.

 

Más sobre la Navidad


Navidad
Contactar

Versión Desktop