¿Cómo se celebra la navidad en Grecia?

Como país cristiano ortodoxo por mayoría, Grecia es un sitio en que la Navidad se festeja en grande y sin reparos. Sus costumbres son parte de tradiciones centenarias que se reviven cada año al calor de las celebraciones por el nacimiento de Jesús. A continuación, conoceremos algunos de los interesantes elementos distintivos de la Grecia navideña.

El 24 de diciembre, día de la víspera de Navidad, todos los niños se despiertan por la mañana listos y entusiasmados para dar comienzo a una jornada especial.

Casa por casa llevan sus calandas, cantos y poemas que aluden a las Fiestas, y se acompañan con el sonido de las trigonas, un triángulo de acero que se hace tintinear con ayuda de una varita del mismo material. En los hogares, los reciben con frutas y postres típicos conocidos como kourabiédes, unas galletitas azucaradas muy populares.

El 25 de diciembre, antes del amanecer, las familias más tradicionales se levantan para ir a la iglesia. Durante el almuerzo comienzan a aparecer en la mesa las delicias típicas de Navidad: galopoula (pavo relleno de castañas, uvas pasas, nueces y almendras) con papas al horno es una de las opciones más vistas.

Distinto a lo conocido en muchos países, los griegos no tienen árboles de Navidad. En compensación, realizan unas asombrosas maquetas de madera con forma de veleros y allí es que cuelgan las tradicionales bolitas que todos vemos generalmente en los pinos nevados. Otra diferencia es que nada tiene que ver Navidad con Papá Noel, y por tanto no se reparten regalos.

Es recién el 1º de enero que llegan los obsequios, pero es de la mano de San Basilio. El primer día del año, el almuerzo se cierra con una vassilopita, un tipo especial de pan que se elabora con cáscara de limón y mantequilla, con lo cual resulta cremoso y con un delicioso aroma cítrico.

 

Más sobre la Navidad


Navidad
Contactar

Versión Desktop