Nieve instantanea como regalo de navidad

¡Navidad, Navidad, blanca Navidad!, Mmm ¿blanca?. Lamentablemente cada vez es más complicado ver la nieve, sobre todo en determinadas zonas de la península, pero a partir de ahora te ofrecemos la posibilidad de hacer tu propia nieve en cualquier lugar del mundo.

Deja que tus hijos jueguen a tirarse bolas de nieve o que decoren el belén y el árbol de navidad de la forma más natural y realista posible. Además se lo pasarán genial jugando a ser pequeños científicos, haciendo las mezclas y viendo como aparecen los copos por arte de magia. Los papis podéis estar tranquilos porque la nieve no es tóxica y los niños pueden jugar tranquilamente con ella.

Simplemente tienes que poner agua (a la que puedes añadir colorante para conseguir nieve de cualquier color) en un recipiente , añade un poco de los polvos mágicos de Nieve Instantanea en otro recipiente, y vierte el agua poco a poco sobre ellos. Observa como en segundos, reaccionan con el líquido para convertirse en pequeños copos. Te sorprenderá lo real que parece. De hecho se utiliza en muchas película para lograr un decorado nevado, aunque en cantidades gigantescas, claro. Con nuestra Nieve Instantanea podrás crear hasta 5 litros.

Te estarás preguntando cómo se logra obtener la nieve: se trata de un polímero sintético con gran capacidad de absorción de agua y es la única nieve artificial que surge al combinarla con ella. De hecho podrás dejar secar la nieve y guardar los polvos todo el tiempo que quieras. Si les vuelves a echar agua, la nieve resurgirá.

Una vez hecho el experimento, si lo tocas, verás que está frío, pero con la diferencia que no se deshace con el calor. Podrás mantener tu árbol de navidad decorado con la Nieve Instantánea durante todas fiestas, simplemente tendrás que pulverizar un poco de agua cuando pasados unos días se vaya secando, y la nieve se rehidratará, volviendo a lucir como si estuvieras en Siberia.

Características:

 

Más sobre la Navidad


Navidad
Contactar

Versión Desktop