Un gran cuento de Navidad

Nunca ha habido un hombre mas avaro que el señor Scrooge. Su oficio era de el prestamista. Y a las pobres gentes les quitaba todas sus poseciones cuando no podían devóreselos. Además, odia la navidad.

Por eso aquel 24 de diciembre, cuando oyó a unos niños q cantaban villancicos , abrió la ventana del despacho y amenazándolos con su bastón, les grito: - ¿Largo de aqui - ¡Feliz Navidad, señor! - Dijeron los niños. -¡BAH! - EXCLAMO Scrooge-. ¡paparruchas!. Mientras tanto su empleado, el pobre Bob Cratchit, pasaba un frío terrible, porque Scrooge no quería gastarse ni un centavo en calefacción.

Aun así, Bob estaba contento, por que era el día de Noche Buena. Y aunque apenas ganaba dinero para mantener a su mujer y a sus cinco hijos, pensaba celebrarlo todos juntos. Pero aquella noche le esperaba a Scrooge muchas sorpresas. La primera la tuvo al llegar a su casa. cuando vio que el llamador de su puerta se convertía por un momento en la cara de su difunto socio Jacobo Marley que había sido un tipo tan miserable como el propio Scrooge

.¡Es imposible! - pensó el avaro- Mi socio murió tal día como hoy hace siete años.

¡Esto debe ser una alucinación! Pero nada mas meterse ala cama a Scrooge le pareció oír que se arrastraba por la casa una pesada cadena - HO dios- exclamo- ¡debo tener fiebre! Sim embargo su rostro cambio de dolor cuando un espectro atravesó la pared y se presento ante el . ¡Era el fantasma de Marley! Y arrastraba una larga cadena formada por cajas de caudales y libros de contabilidad.

¿Que quieres ? pregunto Scrooge - Ayudarte - dijo el espectro - ayudarte para que no te ocurra lo q a mi y te condenes a una cadena como esta. ¿Y como vas a hacerlo ?N o lo haré yo si no tres espíritus q te visitaran. Adiós y buena suerte. Aquella misma noche Scrooge tuvo la primera visita. - Soy el espíritu de las Navidades pasadas - se presento el espectro- Y voy a llevarte a través del tiempo para que contemples algunas Navidades de tu vida. Dicho esto, Scrooge y el espíritu volaron por el aire.

Y casi al momento el avaro pudo verse asi mismo cuando era niño y participaba de la alegría de la fiesta. Scrooge se acordó de los pobres niños a los que había amenazado esa mañana y se arrepintió.

Después visitaron una navidad en la que Scrooge fue muy feliz . E n aquella época era joven y estaba enamorado de la hija de su patrón. - Que bueno era mi jefe - ¡Y cuanto yo quería a su hija! -exclamo- Pero entonces recordó dos cosas: Que su avaricia le hizo romper con aquella joven y que el era un tirano con su pobre empleado. Scrooge volvió al lecho rendido por la fatiga y la pena. Cuando despertó, su mísera y obscura casa se había transformado. Había luces por todas partes.

Y una montaña de manjares llenaba la habitación. Un simpático giganton saludo a Scrooge , diciendo: Yo soy el espíritu de Navidad presente ¿ te gustaría conocerme mejor? Al instante Scrooge y el espíritu volaban sobre las animadas calles de la ciudad. Las gentes iban de un lado para otro y se saludaban con afecto, de ves en cuando el gigante derramaba sobre ellas la luz de una antorcha que les hacia estar aun mas alegres ¡Era el espíritu Navideño!

El espíritu quiso que Scroge visitara la humilde vivienda de su empleado Bob, donde celebraban la navidad con alegría. Y el mas alegre era un niño que parecía muy enfermo. ¿ que le pasa? - pregunto Scrooge- Se llama Tiny Tim - dijo el espíritu - Y dudo que vea la próxima navidad. Mi colega, el espíritu de las Navidades futuras te lo podrá decir. ¿Y ate vas? - gimió Scrooge - ¿No puedes quedarte un poco mas ? ¡Me lo he pasado tan bien! mi vida es corta - solo dura un día - dijo el espíritu -Y al momento desapareció.

El avaro quedo postrado sobre la nieve. Tenia mucho miedo de lo que el próximo espíritu pudiera mostrarle. Y en es momento una campana dio las doce y un majestuoso y siniestro fantasma avanzo en dirección a Scrooge. - El espíritu del futuro- dijo Scrooge - ¿donde yo me encontrare la próxima navidad. Por toda respuesta el fantasma condujo al avaro a una miserable habitación cubierta con una sabana. El fantasma señalo el bulto pero Scrooge no tuvo el valor de levantar la sabana.

En lugar de eso, pregunto ¿ Y Tiny Tim ? ¿ se ha podido curar ? Sin hablar el fantasma llevo a Scrooge hasta el cementerio. Allí vio a Bob y a su mujer llorando ante la tumba de hijo. Y vio también su propia sepultura.. El hombre muerto de la habitación era el mismo.

No, No - Lloro Scroge - ¡No puede ser ! D e pronto Scrooge se despertó . Estaba ya en su cama. Y estaba vivo. corrió a la ventana y a un niño que pasaba le pregunto en que día estaban - dijo el niño- ¡El día de Navidad! ¡los espíritus lo han hecho todo en una noche! ¡Viva soy hombre nuevo !Scrooge había aprendido la lección y estaba dispuesto a cambiar por completo. Como primera medida se vistió elegantemente.

Luego alquilo un trineo, lo lleno de regalos contrato a niños para que empujaran el trineo y se dedico a repartir obsequios y no dejando de repartir Feliz Navidad y por ultimo se dirigió a la casa de su empleado Bob y dijo -¡felices Pascuas!- y le dijo voy a aumentar tu sueldo y Tiny Tim tendrá los mejores médicos. desde ese entonces se dice que si alguien posee la sabiduría adecuadamente de Navidad ese hombre es Scrooge. 

 

Más sobre la Navidad


Navidad
Contactar

Versión Desktop