Los reyes magos

Soy tu rey Mago, me llamo Melchor: Un anciano blanco con barbas blancas, vengo de los países del norte. Mi regalo para Jesús es oro, representando su naturaleza real.

El oro para las antiguas tradiciones ha sido el símbolo de las cualidades superiores que los seres humanos vamos a lograr, es el anhelo que todos perseguimos. Nos recuerda la ciencia de la alquimia, es decir la transmutación del plomo en oro.

Entrego al Cristo que nace dentro de todos ustedes, este mensaje:

No hay situación que no puedas cambiar, transforma el odio en amor, el resentimiento en perdón, la envidia en colaboración, el pesimismo en optimismo, el dolor en oportunidad para ser mejor, la duda en confianza, la tristeza en alegría. Ten mucha confianza porque este regalo que te ofrezco ha funcionado siempre.

Soy tu Rey Mago, me llamo Gaspar: soy joven trigueño, vengo de la región donde nace el sol. Te regalo mi don mas preciado para alagar tu olfato, es el incienso que representa el cultivo de la mente, a través de la ciencia que estudia el cosmos. Es la Astrología que te permitirá conocer tus habilidades y debilidades para que mejores las destrezas que ya posees. Con este regalo podrás entender mejor a las demás personas y así mejorar tu relación con los demás.

Mira que este regalo ha sido muy apreciado por milenios, ha permitido levantar civilizaciones, igualmente han perecido movidas por los grandes ciclos universales, si estudias este libro encontraras muchas respuestas sobre tu propia existencia. 

Soy tu Rey Mago, me llamo Baltasar: vengo del continente donde brilla el sol con mucha intensidad, por ello el color de mi piel es negra. Te he traído como regalo Mirra, muchas generaciones la han utilizado como un símbolo del mas allá, cubriendo a los difuntos con ella para preservarlos. Pero quiero que entiendas su real significado: Esta Mirra representa el Renacer, no hay magia mas poderosa que esta, mira a tu alrededor y te darás cuenta que cada día, cada hora, cada minuto es diferente, todo el universo renace cada instante. Bienaventurados los que han podido dejar sus viejas costumbres, viejos hábitos para renacer cada día.

Utiliza esta magia con sabiduría, que te sirva para entender mejor las cosas no para esclavizar tu mente con falsas creencias, mantén tu pensamiento libre, piensa por ti mismo, no dejes que otros impongan sus ideas sobre ti.

 

Más sobre la Navidad


Navidad
Contactar

Versión Desktop